Mima tus pies

¡Cuida bien una de las partes más exigidas del cuerpo!

¿Cómo cuidas tus pies? Seamos honestos, ¿les has dado la atención que se merecen? No es de extrañarse que los pies saludables incidan sobre el bienestar general, ya que cada uno está conformado por 26 huesos, más de 20 músculos y más de 100 ligamentos.

En verdad exigimos demasiado a nuestros pies. El calzado de tacón alto, largos días de trabajo, millas recorridas en la cinta caminadora, el golpeteo constante al avanzar sobre la superficie pavimentada, actividades deportivas e incluso una libras de peso de más pueden ejercer presión sobre muchas de las intrincadas partes que conforman el pie. Si sometes tus pies a una rutina de suave cuidado y los tratas con mucho amor, puedes lograr que gocen de excelente salud en su rol de inmenso soporte para todo el cuerpo.

Una agradable bañera de hidromasaje para pies puede proporcionarles un bien merecido alivio por tanta exigencia; sus propiedades calmantes y rejuvenecedoras pueden ser lo que necesitas después de un largo día. Estas son algunas de las características que pueden permitirte disfrutar de una verdadera experiencia de spa en el hogar.

Temperatura

La mayoría de la gente prefiere darse un baño para pies en agua tibia, pero el agua fresca en un día de calor puede hacer maravillas. Cada bañera de hidromasaje para pies de uso doméstico tiene su propio método de calentamiento. La mayoría está diseñada para mantener el agua tibia, no para aumentar la temperatura. En esos modelos, puedes controlar la temperatura caliente inicial vertiendo el agua en la bañera a la temperatura que desees (mantén el agua entre 100 y 118°F para evitar quemarte la piel). Dependiendo de tus necesidades, puede ser más eficaz verter agua corriente tibia en la bañera de hidromasajes para pies.

Hidromasaje

Los irrigadores hacen que el agua llegue a todas las partes de los pies. La presión del agua tiene un efecto de masaje y puede ayudar a que los músculos se relajen. La función de "cascada" vierte el agua delicadamente sobre los empeines, lo que para algunos es más relajante que el chorro intenso de agua.

Rodillos masajeadores

Muchas bañeras de hidromasaje para pies traen incorporados cilindros texturizados en el fondo. Puedes masajear los pies mientras los tienes sumergidos, deslizándolos sobre esos cilindros. Esa presión sobre la planta de los pies favorece la salud de todo tu cuerpo.

Vibraciones

Una bañera de hidromasaje para pies con función vibratoria es un artículo fabuloso para relajar los pies y reponer su energía. Sumerge los pies en el agua y deja que se relajen con el movimiento vibratorio del agua que actúa desde el empeine hasta los espacios entre los dedos, para aprovechar todos los beneficios de la temperatura tibia y de la hidratación.

Burbujas

La gran cantidad de terminales nerviosas que llegan a los pies permiten que sientas las burbujas que se propagan por el agua. Las burbujas también pueden exfoliar de manera muy delicada al entrar en contacto con la piel. El sonido del agua burbujeando también es relajante y reconfortante, lo que suma deleite y placer a esta experiencia en el hogar digna de un spa.