El secreto para que el champú seco logre buenos resultados

Todos tenemos esos días. Jugar al pilla pilla con el botón de interrupción de alarma, perder el registro del tiempo en la cinta caminadora, muchas cosas que hacer en muy poco tiempo, y ahora tienes prisa por salir. ¡A veces lo que ocurre es que somos chicas (o chicos) perezosos, y la idea de hacer la rutina de lavar, secar y peinar el cabello es demasiado! Hay muchos motivos por los cuales el cabello a veces puede resultar una carga, pero la idea de tener un cabello grasoso, sin cuerpo y sin lavar por dos días no es una buena opción.


Conair presenta un cepillo para champú seco eléctrico

Existe una solución para quienes buscamos un atajo en lo que a peinados se refiere en días en los que el tiempo o la motivación no son suficientes. Se denomina champú seco, y aunque existe una gran cantidad de productos nuevos en el mercado, el concepto original no es nuevo en absoluto. Ampliaremos más adelante.

¡Antes de que lleguemos al meollo, demos a conocer todos los detalles! La clave del uso exitoso de los champús secos está en el cepillado. Los champús secos deben distribuirse de manera uniforme por todo el cabello. Esto se logra con la aplicación correcta del polvo seguido por un cepillado efectivo y la actuación del polvo en el cuero cabelludo y hacia las raíces. Un cepillo común requiere mucho esfuerzo para lograr una distribución uniforme. Por lo tanto, Conair® creó algo mejor, el cepillo para champú seco Hair Remedy de Conair®.

El cepillo Hair Remedy funciona con baterías para proporcionar un masaje estimulante en el cabello y el cuero cabelludo. Se lo usa con un champú seco, aplica el polvo hacia las raíces distribuyéndolo de manera uniforme con un mínimo esfuerzo. Desenreda fácilmente y reaviva el cabello del segundo día. Este cepillo innovador también tiene un generador de iones que ayuda a reducir el frizz como consecuencia de la electricidad estática. Ahora puedes despertarte y comenzar esos días cuando el tiempo es tirano o no tienes muchas ganas.

Recuerda que el cepillo Hair Remedy no se usa solo con champú seco. Sirve como un excelente desenredante para después de la ducha y es ideal para usar donde sea que estés. Sácalo de la cartera para un cepillado rápido para controlar el frizz del cabello donde te encuentres y cuando lo necesites. Además, como masajeador suave para el cuero cabelludo, es difícil ganarle. Las cerdas acolchadas son redondeadas en las puntas y la barra de cerdas es extraíble para limpiarlo fácilmente.


¿Qué es el champú seco y qué hace?

En realidad, el champú seco no es un champú. Es un polvo que aplicas al cabello, que absorbe los aceites del cuero cabelludo y el cabello. Cuando cepillas enérgicamente, logras un cabello que luce más limpio y se siente como tal. No sustituye el lavado regular porque el champú seco en realidad no limpia el cabello. Entonces, ¿cómo funciona el champú seco? Reduce la pegajosidad de la hidratación oleosa del cabello mediante la absorción, y de esta manera produce más volumen y hace que luzca y se sienta más renovado. Es ideal para usar en una pequeña cantidad cuando no hay tiempo para lavar y secar, por ejemplo, después de entrenar en el gimnasio, cuando estás de viaje o de campamento o después de una visita a la playa. Algunos champús secos contienen fragancia para neutralizar los olores.

Una mujer rociando champú seco en el cabello.

El verdadero secreto para lograr resultados

Para quienes probaron el champú seco y consideran que dicha experiencia es poco recomendable, es importante tener en cuenta algunos trucos cuando lo uses.

Primero, aplicar el polvo en el cabello requiere un poco de destreza. Es fundamental que se lo aplique y distribuya de manera uniforme por todo el cabello. Evita que se formen grumos de polvo cuando lo esparces o rocías en el cabello. Intentar igualar los mechones con un cepillo común puede resultar complicado y requerir un cepillado excesivo que puede producir estrés y dañar los mechones y el cuero cabelludo.

Sostén el recipiente del champú seco a unas 8 pulgadas o más de distancia del cuero cabelludo mientras lo aplicas. Esto hará que el polvo se disperse y caiga de manera más uniforme en el cabello. Además, ten cuidado de no usar grandes cantidades. El exceso de polvo dará como resultado un cabello opaco y blanquecino. Siempre comienza con poca cantidad-siempre es más fácil agregar más si sientes que el cabello sigue estando muy grasoso. También ten en cuenta que el champú seco viene en diferentes tonalidades, colores más claros para rubios y más oscuros para castaños, así que busca el más adecuado para tu cabello.

La mujer usa el cepillo para champú seco para que el champú surta efecto en el cabello.

En segundo lugar, usa un cepillo masajeador con cerdas que vibran, como el cepillo para champú seco Hair Remedy de Conair para dispersar el polvo de manera uniforme en el cuero cabelludo y hacia la raíz. Las cerdas vibratorias distribuyen el champú seco de manera uniforme por todo el cabello con mínimo esfuerzo a la vez que masajean delicadamente el cuero cabelludo para disfrutar de una experiencia relajante y reductora del estrés. Es mejor no usar los dedos para esparcir el polvo en el cabello porque las manos pueden agregar la oleosidad de la piel al cabello lo que lo empeoraría.

¡En tercer lugar, no cometas errores de principiante! Por ejemplo, sostener el recipiente demasiado cerca de la cabeza mientras aplicas el polvo, aplicar mucha cantidad y no masajear el polvo en el cabello y el cuero cabelludo lo suficiente hasta que desaparezca. En instancias como estas es cuando el cepillo Hair Remedy de Conair puede resultar útil. Hace la mayor parte del trabajo y a la vez recibes un masaje relajante en el cuero cabelludo.

La mujer muestra cómo se puede quitar la sección con cerdas del cuerpo del cepillo para limpiarlo.

También evita cometer el error más grave de todos-usarlo muchos días seguidos. Lo ideal sería no usar el champú seco más de dos días, tres como máximo si realmente es necesario. Algunas personas dicen que lo usaron en campamentos durante cinco días y que el cabello seguía teniendo buena apariencia. En realidad, depende de la oleosidad del cabello. Sin embargo, probablemente sepas cuándo es hora de ducharte y masajear hasta obtener espuma con champú y acondicionador auténticos.

La historia interesante y divertida del champú seco

¿Te acuerdas haber escuchado de las pelucas con polvo en la clase de historia? En el siglo 18 los hombres las usaban. Estaba de moda y, como te imaginarás, la gente no se bañaba ni se duchaba con tanta frecuencia como en la actualidad. Como la mayoría de la gente no se lavaba el cabello muy seguido, las enfermedades que producían la pérdida de cabello y sarpullidos llevaron a usar pelucas para ocultar estas afecciones. Por lo tanto, las pelucas con polvo se trataban con grasas animales y luego se espolvoreaban con harina de trigo, harina de maíz o arcilla blanca seca para que lucieran como nuevas. Se agregaron fragancias, por ejemplo, lavanda, pétalo de rosa, nuez moscada y jazmín para neutralizar los olores rancios.

Un cuadro titulado Englishman In Paris describe un hombre aplicando polvo a la peluca de un caballero del siglo 18.

Echa un vistazo a George Washington en el billete de un dólar. ¿Parece una peluca con polvo, verdad? ¡De ninguna manera! George prefería su propio cabello, pero su ayudante lo espolvoreaba, tal como si hubiera sido una peluca. Las familias más acomodadas tenían "habitaciones para el polvo" para aplicarlo diariamente a la peluca (o al cabello auténtico).

Los productos para champú seco comerciales han existido durante cierto tiempo. Ya en 1907 se podía encontrar en los periódicos un aviso de un producto llamado Marcel Fluff. A principio de los 1940 se presentó Minipoo® y se lo publicitaba usando el eslogan: "Cuando no uses champú, usa Minipoo" ("When you can't shampoo, Minipoo"). Los vendedores se centraban en las mujeres y se lo conoció como el champú seco de los 10 minutos. Algunos avisos publicitarios sugerían que Minipoo era ideal para usar mientras se estaba enfermo en cama, o para "citas sorpresa", cuando no había tiempo para acicalarse, y los niños lo aprobaban porque no les entraba jabón a los ojos. Minipoo también protegía la permanente. ¡Venía con un mitón desechable para aplicar el producto, y el suministro del champú (para 30 usos) costaba un dólar!1

Champú seco: ¿Lo usarías?

Si piensas que el champú seco puede ser algo que podrías usar de vez en cuando, permítenos que te recomendemos probarlo con el cepillo para champú seco Hair Remedy de Conair®. Ayuda a eliminar el trabajo excesivo y la posible frustración, además de que sea una experiencia exitosa y placentera. ¡Además, podrías despertar la adicción a los masajes en el cuero cabelludo!

Mira el artículo titulado Modo de empleo del champú seco con el cepillo para champú seco Hair Remedy de Conair para seguir las instrucciones paso a paso durante el proceso. Puedes ver la línea completa de productos de cuidado del cabello de Conair, que incluye secadores, tenazas con pinza, planchas alisadoras, rulos calientes y más en Conair.com.

1 Museo Nacional de Historia Estadounidense de la Institución Smithsonian, champú seco Minipoo
http://americanhistory.si.edu/collections/search/object/nmah_1414219

2 Imagen: The Englishman In Paris, cortesía de The Lewis Walpole Library, Universidad de Yale.