Invasión de chinches

Existen pocos huéspedes menos bienvenidos que las chinches. No son invitadas y, al igual que los vampiros, se hacen un banquete con la sangre de seres humanos y animales en la oscuridad de la noche. Las chinches no viven sus vidas y se escabullen con discreción: son invasoras.

La población de chinches creció rápidamente en los últimos años; se las encontró en los 50 estados y no discriminan entre lugares de lujo o de bajos recursos. Pueden vivir en lugares que te sorprenderían: oficinas, hoteles, aviones, cines, residencias de estudiantes y tiendas de colchones (entre otros). Las chinches pueden ingresar a tu hogar al engancharse en la ropa, en el equipaje o en cosas blandas y muebles tapizados que compras en cualquier tienda.

La triste verdad es que incluso tus amigos pueden traer estas horribles criaturas a tu hogar. En esta época, corremos el riesgo de una invasión de chinches.

Picaduras de chinches

Las chinches se pueden alimentar de ti y de tu familia tarde por la noche, cuando percibes menos su presencia. Les atrae el calor del cuerpo, buscan un lugar cómodo y (no hay manera agradable de decir esto) succionan la sangre mientras sueñas cosas lindas.

Algunas personas sufren más las picaduras de chinches que otras. De hecho, tú y tus familiares pueden reaccionar de manera diferente a estos insectos. Mientras que un familiar puede no reaccionar en absoluto, otros pueden tener una reacción alérgica con todas las letras.

Los síntomas de las picaduras de chinches varían. Desde un ligero picazón hasta pequeñas protuberancias en la piel, ronchas graves o urticarias en el cuerpo, los efectos de las picaduras de chinches pueden simular otros tipos de picaduras y sarpullidos provocados por insectos. La presencia de saliva de chinches en la piel puede causar irritación de manera inmediata. Una reacción totalmente alérgica a las picaduras puede tardar algunos días en aparecer.

Por lo general, las chinches dejan hileras o grupos de picaduras; es improbable que te pique una chinche si tienes una sola marca de picadura. (Fíjate si hay arañas o mosquitos).

Según los Centros para el Control de Enfermedades, no se conoce que las chinches transmitan enfermedades.  Sin embargo, las infecciones de la piel pueden desarrollarse en el área lastimada o a su alrededor. Si no puedes dejar de rascarte, asegúrate de tener las manos limpias. La loción con calamina puede aliviar la picazón.

Encontrar lo que está al acecho

Las chinches son escurridizas y tímidas. Durante el día, por lo general, se ocultan en las costuras de los colchones, los pliegues de la ropa de cama, debajo de las cortinas y entre las paredes. Pueden vivir en cualquier lugar y es posible que no las detectes con una inspección visual.

Del tamaño de una semilla de manzana, con cuerpo plano y de color oscuro a marrón rojizo, es posible ver las chinches adultas a simple vista (si tienes suficiente suerte de atrapar una desprevenida). Puedes detectar su presencia de estas otras maneras:

  • Pequeños lugares de color óxido o rastros de materia fecal con sangre
  • Exoesqueletos de color caoba que dejan en la superficie cuando cambian la piel
  • Un olor dulce y desagradable parecido a fruta rancia y podrida
  • Avistamientos nocturnos con luz roja en una habitación oscura
  • Un insecto muerto o moribundo en cualquier superficie

Las chinches no vuelan ni saltan, pero se arrastran hacia su guarida antes de que te despiertes. Además, no se alimentan todos los días. Es posible que te despiertes con picaduras y no veas otro rastro por días. Algunas pueden sobrevivir 6 meses entre una vez que se alimentan y la siguiente. Realmente son una especie de parásitos compleja.

¿Infestación o problema localizado?

La mejor manera de deshacerte de estos insectos es atraparlos a tiempo y abordarlos con seriedad. Si tienen posibilidad de reproducirse, poner huevos o apoderarse de un área amplia, tendrás un problema que se prolongará durante meses o incluso años antes de que puedas resolverlo.

Si sospechas que tienes una infestación de chinches, llama a un exterminador profesional de inmediato. Conoce este método y analiza las sustancias químicas y otros tratamientos. Realiza una investigación minuciosa y actúa rápidamente.

Tal vez tengas suerte y soluciones el problema antes de que avance. Las chinches pueden alojarse solo en tu dormitorio o en el sillón, en el equipaje o en la ropa. Toma medidas de inmediato. Si no lo haces, en un breve período de tiempo estarás conviviendo con generaciones de estas horribles criaturas.

Erradicación con temperaturas extremas

Las chinches no toleran el calor ni el frío extremo. Morirán en unas horas cuando las temperaturas superen los 118 °F. Las temperaturas de 0 °F o inferiores matarán las chinches y los huevos en aproximadamente 4 días. [http://www.bedbugs.umn.edu/?s=heat] Estas temperaturas se deben alcanzar en todos los artículos que estés tratando. Deja que transcurran varias horas hasta que las chinches alcancen la temperatura adecuada en sus entrañas antes de programar el temporizador.

Tal vez el congelador de tu hogar no enfríe a 0 °F. A temperaturas más cercanas a 30 °F, sella las prendas y los objetos pequeños con plástico y consérvalos en el congelador entre 40 y 50 días para eliminar las plagas y los huevos.

Otra manera efectiva de hacer frente a las infestaciones en pequeñas superficies es lavar la ropa de cama, las prendas y las fundas en agua caliente, y secarlas al calor extremo por al menos 30 minutos (lee las etiquetas para determinar si el calor extremo es seguro o no).

Obviamente, es imposible colocar alfombras, colchones y muebles en el congelador o la secadora. Pero puedes exponerlos a temperaturas extremas.

Elimina esas chinches con vapor

El vapor caliente puede penetrar en superficies blandas, aumentando la temperatura por encima de los niveles que pueden tolerar las chinches. A la mayoría de los muebles, colchones, bases de somieres, telas y pisos se les puede aplicar vapor de manera segura. Lee las etiquetas o llama al fabricante antes de aplicar vapor para erradicar las plagas.

La temperatura de la superficie debe llegar a los 160 °F-180 °F para eliminar las chinches de manera efectiva. Mientras aplicas vapor, usa un termómetro infrarrojo cada algunos pies para asegurarte de mantener el calor a este nivel letal. El calor penetrará 3 a 5" en la mayoría de las superficies blandas y llegará a las grietas en los pisos y zócalos de madera maciza de hasta 2.5".

Recuerda: Se eliminarán solo las chinches expuestas al vapor. Es probable que debas repetir el tratamiento varias veces en el transcurso de unos días o semanas para eliminar las plagas por completo.

A continuación te mostramos lo que debes tener en cuenta cuando eliges un vaporizador:

  • Temperaturas del agua entre 212 °F y 230 °F
  • Temperatura constante del vapor
  • Boquillas y cepillos neumáticos que distribuyan el vapor presurizado (nunca uses una boquilla de precisión, soplarás las chinches hacia otras superficies, lo cual extenderá el problema)
  • Un tanque de agua grande que proporcione el tiempo suficiente para aplicar vapor en todas las superficies

Cada artículo quedará húmedo luego de aplicar vapor. Ventiladores directos en dirección a cada superficie para secarlos de manera eficiente.

Una vez que hayas aplicado vapor de manera minuciosa y repetidas veces al colchón, base de somier y almohadas, séllalos con un revestimiento a prueba de chinches. Las plagas persistentes dentro de cada artículo no podrán alimentarse y morirán eventualmente. También evitarás una nueva infestación al crear una barrera que evite el ingreso de nuevas chinches.

Falta de inmunidad

Una infestación de chinches es un fastidio. Por alguna razón, existe un estigma relacionado con las chinches aunque se las puede encontrar tanto en los complejos turísticos costosos como en los hogares más pulcros. Las personas que viajan corren un alto riesgo, pues son quienes viven en lugares cerca de otras personas.

A medida que crece la población de chinches (algunos dicen que el índice de crecimiento es superior al 5,000% desde la década de 1990), aumenta la probabilidad de que estos huéspedes no bien recibidos ingresen a tu hogar. A continuación presentamos algunos consejos para evitar una infestación con todas las letras:

  • Inspecciona las habitaciones de los hoteles para encontrar evidencia de chinches
  • Aparta el equipaje cuando regresas a tu hogar y revisa bien cada costura y hendidura
  • Lava la ropa en agua caliente
  • Congela los artículos pequeños que sospechas pueden haber estado en contacto con chinches
  • Revisa tu hogar periódicamente para verificar si encuentras rastros de chinches
  • Conoce el aspecto de las picaduras de chinches y toma medidas rápidamente
  • Cuando tengas dudas, contacta a un exterminador profesional experto en chinches para que realice una inspección en el hogar